Diagnóstico: síndrome del ojo seco

Diagnóstico: síndrome del ojo seco

Hablar del ojo seco es hacerlo de una dolencia más común de lo que imaginas y que quizás padezcas y ni siquiera lo sepas. Se trata de una situación muy molesta. Aparece cuando a nosotros les falta una película de lagrimal suficiente en calidad y cantidad como para contar con una hidratación suficiente, ser capaces de eliminar las partículas que se hayan introducido dentro e, incluso, tener una visión óptima.

La frecuencia del síndrome del ojo seco es tal que, por si no lo sabías, se trata del primer motivo de consulta con el oftalmólogo y, según algunas voces expertas, puede llegar a afectar en torno a un 30% de la población. La incidencia de esta dolencia aumenta de manera progresiva con la edad y, curiosamente, es un problema más presente entre las mujeres menopáusicas por la relación que se ha demostrado que tiene con los cambios hormonales.

¿Por qué puede pasar exactamente?

Síndrome del Ojo Seco (III)_Farmacia I+El ojo seco suele tener principalmente un origen hormonal, es decir, los cambios hormonales que se producen en el organismo suelen ser la causa principal de que los ojos empiecen a producir menos lágrimas o que la película lagrimal sea cada vez de menor calidad. Además, con el paso de los años, tanto las células generadoras de lágrimas como las que determinan la composición de la película lagrimal se va atrofiando, algo que termina derivando en la aparición de esté síndrome.

Entonces, ¿el ojo seco solo tiene origen hormonal? En absoluto. Hay múltiples condicionantes que pueden terminar derivando en la aparición de esta dolencia. ¡Repasamos algunos de ellos!:

- Haber estado demasiado tiempo expuesto al sol.

- Ser fumador, tanto pasivo como activo.

- Estar en continuo contacto con ambientes secos o con excesivo viento.

- Abusar del aire acondicionado.

- Haber pasado por algún tipo de intervención quirúrgica en el ojo.

- Uso excesivo del ordenador.

- En algunas ocasiones, el ojo seco aparece como consecuencia del uso de lentes de contacto.

- Hay determinadas enfermedades que originan ojo seco, tales como el lupus eritematoso y la artritis reumatoide.

¡Ojito con lo que sientes!

Si llevas un tiempo con alguno de los síntomas que te detallamos a continuación, quizás sería bueno que te pusieras en manos de un experto que te ayudara a determinar si padeces del síndrome del ojo seco no. ¡La prevención es fundamental!

- Sensación de quemazón

- Sensaciones dolorosas

- Pesadez en los párpados

- Ojos fatigados

- Sensación de sequedad

- Ojos rojos

- Sensibilidad a la luz

- Visión borrosa

- En los casos más graves, incluso, pueden llegar a producirse heridas en la córnea y acabar afectando a la visión

¿Qué podemos hacer?

El tratamiento más frecuente del síndrome del ojo seco es el uso de lágrimas artificiales. De las existentes en el mercado –con conservantes o sin conservantes-, son las primeras las más eficaces, exceptuando para aquellas personas que tienen algún tipo de sensibilidad o alergia. En un elevado porcentaje de los casos, las personas suelen responder bastante positivamente ante el tratamiento, que suele recomendar el uso de estas gotas de 2 a 4 veces al día.Síndrome del Ojo Seco_FarmaciaI+

Sin embargo, el uso de lágrimas artificiales no es la única tipología de tratamiento. Así, también es de gran utilidad el uso de gafas de sol o cambiar algún que otro hábito poco saludable o recomendable para nuestra salud ocular.

¿Te gustaría saber si te puede estar ocurriendo todo lo que te contamos en este post?

¡Pásate por tu Farmacia I+ más cercana y te ayudaremos!

Dejar un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No Publicado)
   Sitio Web: (URL con http://)
* Comentario:
Escribir Código