¡Oh no!... ¡Ya está aquí!

¡Oh no!... ¡Ya está aquí!

Tic-tac… se acerca sigilosamente… tic-tac… los más perezosos ya habrán notado su presencia… tic-tac… los más previsores ya se habrán reencontrado con ella… ¡La Operación Bikini ya está aquí!

La Operación Bikini… una agobiante cuenta atrás para destapar brazos y piernas… una contrarreloj que siempre se empieza tarde… una prueba de fuerza y de resistencia de la que celebrar el éxito depende principalmente de uno mismo… una nueva oportunidad de ponernos a prueba y tachar de una vez esa tarea pendiente de la lista de propósitos.

¿Quién no quiere perder unos kilillos? ¡Todos buscamos lo mismo!

El ponerse a dieta siempre es una moda recurrente, pero más aún a la vuelta de las comilonas navideñas, tras el desenfreno veraniego o ahora más que nunca, durante la puesta a punto para la época estival. Y es que es raro encontrar a alguien que no quiera bajar unos kilillos antes de dar la bienvenida a las terracitas, alguien que no quiera ponerse un poco más en forma antes de enseñar piernas o de decir adiós al michelín, por minúsculo que sea, antes de lucir el bikini.

No es de extrañar si te has sentido identificado, si tú también te apuntas este año a la Operación Bikini, y es que estudios demuestran que hasta el 94% de mujeres de entre 35 y 65 años (y hombres por supuesto también), quieren bajar de peso o declaran que deben hacer demasiados y duros esfuerzos para mantenerse.

Y da igual si quieres bajar tan solo un par de kilillos, estar más en forma, o te animas a perder algo más. El ponernos a dieta o empezar a ir al gimnasio nos da la misma pereza a todos.

La Operación Bikini, o mejor dicho, la Operación Fracaso

Porque más que llamarla Operación Bikini podríamos llamarla Operación Fracaso… porque a excepción de algunos suertudos, la Operación Bikini es una acumulación de fracasos intento tras intento: dietas que empiezan en lunes y terminan en martes o dietas milagro seguidas de drásticos efectos yo-yo. 

Adelgazar (II)_FarmaciaI+

Porque la teoría nos la sabemos de sobra, lo duro es ponerla a la práctica. Y a cada nuevo intento, más pereza nos da arrancarla de nuevo y más cuesta arriba nos parece el reto que tenemos por delante. Y arrancar la Operación Bikini con menos ganas sólo nos perjudica a nosotros mismos, porque hasta ahora y a excepción de algunas cirugías agresivas, no se ha descubierto otra forma de perder peso en la que uno mismo no tenga que hacer la totalidad del trabajo, con dieta equilibrada y ejercicio de forma regular. ¿Todo? ¡Menos mal que todo no!

Ingredientes para el éxito = dieta equilibrada + ejercicio regular + XLS Medical

Al fin existe una fórmula que puede ayudar a acercarnos un poco más al éxito esta Operación Bikini y a hacernos el duro camino un poco más ligero. Los dos principales ingredientes sabemos cuáles son y no podremos obviarlos: dieta sana, variada y equilibrada, ejercicio moderado y regular. Pero para garantizar que esta vez sea la definitiva, ¿por qué no complementarlo con un producto que nos ayude bloqueando parte de las calorías que inevitablemente ingerimos con nuestra dieta, y maximizar de esta forma el increíble esfuerzo que estamos haciendo?

 XLS Medica_Farmacia I+

Dejar un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No Publicado)
   Sitio Web: (URL con http://)
* Comentario:
Escribir Código