¿Se puede deshidratar la piel en invierno?

¿Se puede deshidratar la piel en invierno?

La hidratación de la piel no es una cuestión estacional y, mucho menos, única del verano. Se trata de un problema que puede afectarte a lo largo de todo el año y al que es importante ponerle remedio. Por ello, desde Farmacia I+ vamos a intentar darte algunas recomendaciones que no dejen indiferente a tu piel.

Las bajas temperaturas, las lluvias, el viento, la calefacción… todos son elementos que afectan a la piel haciendo que está se muestre más sensible y opaca. Y es que, aunque podamos pensar lo contrario, de la misma manera que el calor hace estragos, el frío también tiene sus efectos negativos, sobre todo en nuestro rostro.

HidrataciónPielInvierno_FarmaciaI+

¿Quieres saber cómo poner remedio y que tu piel no sucumba a las bajas temperaturas? ¡Toma buena nota!

1.- Lo primero que debes saber antes de ponerte manos a la obra es que, dependiendo del tipo de piel que tengas, vas a necesitar un tratamiento u otro. Si empleas productos equivocados, es muy probable que tu piel se rebele y no actúe como debiese pudiendo, incluso, reaccionar de manera negativa al producto en cuestión. Para ello, te recomendamos que siempre apuestes por el consejo de un especialista en dermocosmética que te ayude a elegir la gama de productos más adecuada a las necesidades de tu piel.

2.- Por otro lado, debes tener en cuenta que respetar el momento de aplicar tu crema hidratante es fundamental para conseguir los resultados deseados, es decir, si el producto es, por ejemplo, de aplicación diurna, es importante que lo hagas a primera hora del día, para que así pueda actuar mientras nos movemos en nuestra día a día. ¡No olvides que la constancia y disciplina son imprescindibles si quieres ver resultados!

3.- Saber aplicar correctamente los tratamientos también es importante a la hora de relajar la piel y dejarla brillante. ¿Sabes que si aplicas la crema con la yema de los dedos conseguirás que haga mayor efecto? No olvides pasarlas por los párpados, la frente, los pómulos y la barbilla, sin olvidarte del cuello, que es una parte importante a tener en cuenta en toda rutina de hidratación.

4.- Tampoco debes olvidar la importancia de llevar a cabo una buena exfoliación a la hora de conseguir que tu piel no sufra los estragos del frío durante el invierno. Incluye también mascarillas en tu neceser dermo para nutrir tu piel en profundidad y aportándole dosis extra de belleza y vitalidad. Si te decides por ellas, rápidamente notarás la diferencia y tu piel te lo agradecerá.

Pero no todo es el rostro…

¿Y qué pasa con el resto del cuerpo? ¿Solo tu rostro se ve afectado por las bajas temperaturas? ¡Te equivocas? No solo tienes que prestar atención a tu cara, sino que tienes que cuidar de la misma manera la piel del resto de tu cuerpo.

Utiliza menos agua caliente. ¡Sí, sí, no nos hemos vuelto locos! A pesar del frío, no utilices agua demasiado caliente mientras te duchas. La mezcla del agua caliente con jabón puede llegar a eliminar de la piel sus aceites naturales. Por eso, es mejor que uses agua templada y no estés más de 4-5 minutos. Además, si puedes evitar geles demasiado espumosos que contentan alcohol, mejor que mejor. ¿Lo ideal? Decantarte por geles de origen natural u orgánico.

HidrataciónManosInvierno_FarmaciaI+

¿Y las manos? Junto con la cara suelen ser las grandes perjudicadas por el frío. Aplícate una crema hidratante y ponte guantes antes de salir a la calle. Tampoco te olvides de tus pies. En verano, con el uso de sandalias, les prestamos toda nuestra atención para que luzcan perfectos. Sin embargo, el frío también les hace mucho daño. Lo mejor es que te pongas crema y te acuestes con calcetines. ¡Por la mañana los sentirás como nuevos!

Los labios también suelen mostrar rápidamente la deshidratación provocada por las bajas temperaturas del invierno al retener menos humedad que otras partes del cuerpo. Utiliza un buen bálsamo labial para mantenerla. Si tienes unos labios extremadamente secos, entonces deberías decantarte por bálsamos labiales medicinales, que contienen ingredientes ultrahidratantes. ¡Un truquito! Para eliminar la piel muerta de los labios puedes cepillarlos suavemente con un cepillo de dientes una vez a la semana. A continuación, aplica un buen bálsamo labial ¡y listo!

Y para terminar, y aunque por las temperaturas no te apetezca, bebe mucha agua. Mantenerse hidratado por dentro es la mejor arma para evitar la sequedad en la piel, sobre todo cuando hace frío.

Dejar un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No Publicado)
   Sitio Web: (URL con http://)
* Comentario:
Escribir Código