Cómo preparar tu piel de cara al verano

Cómo preparar tu piel de cara al verano

De todo es sabido la importancia de cuidar nuestra piel del sol, por eso vamos a explicar unos sencillos pasos para proteger nuestra piel de cara al verano.

Lo más importante es  proteger la piel de la radiación solar, como también lo es prepararla antes de tomar el sol.

Vamos a empezar cuidándonos desde el interior. La nutricosmetica un gran aliado frente al sol.

Las cápsulas ayudan a potenciar el efecto de los protectores comunes. Además pueden intensificar el color de la piel a la vez que protegen. Pero eso sí, no podemos tomar las cápsulas y no usar nada más.

En casos en que se padezca intolerancia a los rayos solares, melasma o si se tu piel es fototipo 1 o 2 es ideal tomar este tipo de suplementos los meses de primavera y verano al menos. Incluso para las personas que hayan padecido cáncer de piel.

De hecho, también son recomendables para paliar los efectos nocivos de los rayos solares en nuestra piel como la aparición de manchas o arrugas. 

Por lo general, son suplementos que se toman una sola vez a primera hora de la mañana, junto con el desayuno. Existen muchos suplementos en el mercado como Arkocosol, Inneov, etc... Pero debo decir que uno de mis favoritos por sus beneficios sobre la piel son los de la casa Heliocare. La gran mayoría contienen betacarotenos y vitaminas que protegen y broncean la piel. Pero lo que más me gusta de la casa Heliocare es su contenido en Fernblock®. Se trata de un principio activo muy eficaz frente problemas de hiperpigmentación, cáncer de piel, melasma, queratosis actínica y foto-envejecimiento.

Los alimentos ricos en antioxidantes como frutas y verduras (ricas en vitaminas A, C y E) ayudan a aportar elasticidad a la piel, activan la formación de colágeno y contrarrestan el efecto de los radicales libres. El agua también es fundamentales para mantener tu piel hidratada desde el interior (beber al menos dos litros de agua al día).

Ya que hemos preparado nuestra piel desde el interior vamos a dar unos simples consejos para cuidarla desde el exterior.

En nuestro cuidado facial diario debemos incorporar.

Utilizar antioxidantes.

Previenen los daños cutáneos desde el interior, estos nos ayudan neutralizar los radicales libres, nos defiende contra el daño causado por los factores ambientales y ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

No todos los antioxidantes se recomiendan utilizar durante todo el año o en exposiciones solares intensas, por eso en mi humilde opinión os voy a recomendar unos con los que asegurareis una gran protección frente al daño solar, estos son los de Skinceuticals.

Luego tendrás que utilizar tus cremas en otra ocasión si queréis indagaremos mas en qué tipo es más adecuada para vuestro tipo de piel.

También podemos incorporar en nuestra rutina diaria como tratamiento de cura por el daño ocasionado por el sol, Matricium al menos tres meses.

Me preguntareis, ¿qué es matricium? y ¿para qué sirve?, os lo explico en pocas palabras.

Está indicado para pieles envejecidas, fragilizadas, dañadas y sin luminosidad: debido a contaminación, sequedad, irritación por reajustes hormonales, exposición UV, tabaco, estrés...

Actúa en profundidad, consigue llegar a la dermis, dónde aumenta de fibras elastina y colágeno, engruesa la epidermis y aumenta la  renovación celular.

Con él conseguimos mejorar la firmeza y tonicidad natural de la piel. Estimulamos la regeneración celular. Es un antioxidante, las células quedan protegidas de las oxidación celular. Actuando en la dermis con resultados visibles en superficie. Quedando la piel renovada desde el interior, más densa, revitalizada, luminosa y resistente. Además aplicándolo antes de un tratamiento, aumenta este hasta un 60% su eficacia. Lo utilizaríamos como primer paso del tratamiento de día y noche.

Así que, ¡A que  esperáis para probarlo!

Lo más imprescindible de todo y lo que no podemos olvidar en nuestro tratamiento diario es nuestro factor de protección (SPF).

No todas las pieles son iguales frente al sol. El daño que pueden provocar los rayos solares en tu piel no es el mismo que pueden provocar en otra de piel más clara o más oscura. Por eso, debemos darle a cada tono de piel su protección solar específica.

Es importante dar con el fotoprotector más adecuado para ti, ya que así conseguirás un bronceado bonito, saludable y evitarás problemas a futuro. Te aconsejamos cómo elegir el mejor protector solar según tu fototipo de piel.

Lo puedes encontraren tu farmacia de muchas formas y texturas: cremas, leches, spray, brumas, lociones, geles, etc... Tienes que encontrar el que mejor se adapte a las necesidades de tu piel, según sea para la cara o el cuerpo, y aquel que te resulte más agradable y fácil de aplicar. Pero además de la textura, es fundamental identificar el factor de protección solar (FPS) o índice de protección (IP) adecuado a tu tono de piel.

Y sobre todo no olvidar repetirlo, ya existen en el mercado brumas y brochas de repetición para facilitarnos aun mas las repeticiones.

La exfoliación es un gesto fundamental para tu piel. Los productos exfoliantes contienen pequeñas partículas que arrastran las impurezas y células muertas que se depositan en su superficie. Al renovar la epidermis, y quitar el exceso de células muertas ayuda a que tu piel se vea de forma más homogénea. La frecuencia con la que debes exfoliarte depende un poco de cada piel, ya que no todas resisten exfoliaciones continuas, especialmente la piel del rostro. Si tienes la piel normal o mixta lo ideal es hacerlo una vez por semana, en cambio si tu piel es seca y fina, una vez cada quince días será suficiente.

Luego utilizaremos una mascarilla según nuestro tipo de piel eligiremos una u otra.

Pero para mi gusto si buscamos prevención del fotoenvejecimiento una que nos vendría muy bien seria la mascarilla Endocare-C Peel Gel. Lo ideal sería que utilizaras después del exfoliante y justo antes de la mascarilla, media ampolla de endocare de vit C más adecuada para tu tipo de piel y luego aplicases la mascarilla y la dejases actuar 30 minutos para que  esté completamente seca. Luego volvemos aplicar el resto de la ampolla por rostro, cuello y escote, por ultimo nuestro tratamiento de noche.

Miriam Ramos López

Técnica Farmacéutica experta en dermocosmética en Farmacia I+ Alfalfa

Dejar un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No Publicado)
   Sitio Web: (URL con http://)
* Comentario:
Escribir Código