Estrías, ¡no todo está perdido!

Estrías, ¡no todo está perdido!

Nada como mencionarlas en una conversación entre amigas para conseguir un auténtico revuelo de opiniones. Sí, hablamos de las estrías; esas incómodas inquilinas de determinadas zonas de nuestro cuerpo que acaban por desesperarnos y que nos afanamos en hacer desaparecer, a veces sin éxito.

¿Sabemos exactamente lo que son? ¿Conocemos las claves para evitar que aparezcan? Buenas preguntas a través de las que vamos a intentar aportar algo de luz a un tema más que conocido, pero que sigue amenazando nuestra belleza. Suelen estar asociadas al embarazo, pero la verdad es que pueden hacer su aparición en cualquier piel deshidratada y con falta de elasticidad en mujeres de todas las edades y tipos. Para poder disponer de los mejores recursos frente a este antiestético problema (y que no nos llevemos sorpresas desagradables) conviene conocerlas bien.

¿Son cicatrices?

En el sentido estricto de la palabra no, aunque se comporten como si lo fuesen. Las estrías surgen cuando se produce la ruptura de las fibras de colágeno y elastina de la piel, que son las encargadas de asegurar su elasticidad y resistencia. Principalmente suelen hacer su aparición en la zona de vientre, de las caderas, los muslos y el pecho.

Estrías masculinas_Farmacia I+¿Podemos hacer algo contra ellas?

Prevenirlas es fundamental para que las estrías no lleguen a convertirse en nuestra peor pesadilla, pero eso sí, la eficacia de la prevención va a depender, en buena manera, de la anticipación con la que iniciemos los cuidados y, sobre todo, de la constancia que tenemos a la hora de aplicar el tratamiento. Hablar de estrías es hacerlo, irremediablemente, de constancia y regularidad. Lo fundamental es apostar por un producto antiestrías que esté orientado a conseguir una estimulación de la capacidad regenerativa de la piel. ¡Su aplicación debe ser diaria!

¿Y si ya han aparecido?

Si a pesar de que has empezado a cuidarte desde hace algún tiempo pero has notado que hay zonas de tu cuerpo en las que ya están o han empezado a aparecer, es momento de que actúes lo antes posible para evitar males mayores. Al principio suelen tener una tonalidad roja-violácea, ¡es el momento perfecto para que, con constancia, puedas acabar con ellas. El paso del tiempo las vuelve nacaradas, y entonces hacerlas desaparecer se vuelve más que complejo. En su primera fase escoge un producto concebido de forma especial para mejorar el aspecto visual de la estría y disimular así tanto su color como su tamaño.

Dejar un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No Publicado)
   Sitio Web: (URL con http://)
* Comentario:
Escribir Código