"No debemos darle al cáncer más fuerza de la que ya tiene"

A Teresa Ferreiro, coach profesional especializada en salud, le diagnosticaron un cáncer de mama con solo 36 años y no estaba dispuesta a renunciar a su sueño de ser madre. Consciente de lo que significa esto para una mujer, es fundadora y presidenta de Baby Beatles y lanza un mensaje lleno de fuerza y esperanza: no debemos darle al cáncer la capacidad para destruir nuestros sueños.

A los 36 años le diagnosticaron un cáncer de mama ¿cómo cambia la vida de una mujer tan joven cuando recibe un diagnóstico así? 

Te cambia en muchos aspectos. Primero, desde un punto de vista práctico porque a esa edad tu vida está llena de cosas que hacer y un diagnóstico así supone un parón en tu día a día. No sabes qué va a pasar con tu vida.

Y luego está el tema de la maternidad, que a mí me afectó mucho. Antes de que me diagnosticaran el cáncer había perdido un bebé en el sexto mes de embarazo y claro, cuando me comunicaron la enfermedad, en lo primero en lo que pensé fue en que no iba a volver a ser madre otra vez. La maternidad supuso para mí una gran preocupación.

Y en 2014 se convirtió en madre. ¿Cómo fue el proceso?

En seguida le comuniqué a mi oncólogo que estaba decidida a ser madre. Yo sabía que iban a recetarme tamoxifeno, que es un medicamento que se emplea como terapia complementaria para las personas que han sido diagnosticadas con un cáncer de mama que debe tomarse durante 5 o 10 años y que inhiben la producción de hormonas femeninas, además de bajar el riesgo de que el cáncer se reproduzca, y que eso era incompatible con mis deseos de ser madre.

En mi caso, como tenía tan claro que me quería quedar embarazada le dije al oncólogo que no iba a tomarme el medicamento y que asumía los riesgos de mi decisión.

Una vez que tomé la decisión y terminé el tratamiento de quimioterapia y radioterapia y esperé el tiempo necesario para que mi cuerpo descansara, me puse en marcha para convertirme en madre.
Fue un proceso complicado por muchas razones. La primera, por el hecho de que la quimioterapia afecta mucho a lo que es la fertilidad. Por otro lado, yo ya no tenía 25 años y el tiempo iba pasando, algo que dificultaba el proceso. Todas estas cuestiones me hicieron que tuviera que recurrir a una fertilización.

A todo esto hay que unirle los comentarios crueles que encuentras en la sociedad que te tildan de irresponsable por el hecho de querer convertirte en madre tras una enfermedad como ésta. La gente opina sin saber de lo que habla ni sobre quién lo hace.

Es algo muy difícil y debes tener muchas ganas y mucho empuje para conseguir lo que deseas. Evidentemente también necesitas capacidad económica para poder hacerle frente a todas estas situaciones.

Lo fundamental es pensar qué es lo que queremos y que solo nosotros tenemos la capacidad de decidir sobre nuestras vidas; nadie más puede hacerlo.

Teresa Ferreiro_FarmaciaI+¿Qué significa para una mujer saber que no tiene que renunciar a la maternidad tras haber padecido un cáncer?

Significa volver a recuperar el control de su vida. Significa darle al cáncer la importancia justa que tiene, ¡que no es poca! No debemos hacerlo más fuerte de lo que es y, por supuesto, no debemos darle al cáncer la capacidad para destruir nuestros sueños.

¿Cómo recupera una mujer diagnosticada de cáncer de mama el control de su vida?

Como alguien que ha pasado por esta situación puede decir abiertamente que una mujer diagnosticada con esta enfermedad recupera el control de su vida cuando se da cuenta de que ella es la única que tiene la fuerza suficiente como para opinar sobre su existencia y que los que la rodean tienen poco que decir al respecto. ¿Cuándo ocurre eso? Cuando ella se siente capacitada para hacerlo.

Muchas mujeres se encuentran preparadas desde el primer momento para afrontar la situación, pero muchas otras sienten que se les va la vida con el diagnóstico, que lo pierden todo. Ésa es una de las razones que me impulsaron a convertirme en coach: ayudar a todas esas mujeres que buscan y quieren recuperar el control de sus vidas.

El coach es una herramienta de gran valor para que la mujer haga frente a la realidad ante la que se encuentra cuando la diagnostican de una enfermedad así. Cuando una mujer decide someterse a un proceso de coaching profesional primero empieza aprendiendo a decir que no y luego, poco a poco, comienza a ir enfocando el tema y a colocar el cáncer en su lugar. Tiene que saber qué lugar ocupa la enfermedad, qué lugar ocupan ellas y cuál las personas que están a su alrededor. Cuando pasan por ese proceso de aprendizaje es cuando recuperan el control de su vida.

Es autora del libro ‘Un bulto en la mama. Tú eliges cómo abordarlo’. ¿En qué momento decidió escribirlo y cuáles fueron sus razones?

Comencé a hacerlo como terapia tras un episodio algo desagradable que tuve durante la operación. Estaba muy enfadada. No quería que nadie pasara por lo mismo que yo, así es que tomé la decisión de dar a conocer todo lo que había aprendido de la enfermedad desde que me la diagnosticaron. Cuando me dijeron que tenía cáncer de mama empecé a investigar muchísimo y me di cuenta de que había mucha información al respecto que la gente desconocía y que era necesario difundir.

Dentro del proyecto ‘Humanicemos la Salud’ se encarga de formar a empresas, profesionales sanitarios y pacientes para mejorar la relación médico-paciente a través de cursos, conferencias, etc. ¿Qué herramientas cree que podrían mejorar realmente la comunicación entre el médico y su paciente?

Sin duda, y aunque es más una habilidad que una herramienta, debería trabajarse mucho la empatía.
Por otro lado, debería trabajarse el mirar a los ojos, saber escuchar y saber hacer las preguntas adecuadas. Y, evidentemente, el coaching profesional como herramienta es fundamental. El acompañamiento al paciente es imprescindible.

En 2015 nace su proyecto Baby Beatles ¿en qué consiste?

Es una ONG que nace a raíz del nacimiento de mi hijo Paul. La creé para ayudar a otras madres que han tenido cáncer y que quieren someterse a un tratamiento de fertilidad para convertirse en madres pero que, por su coste, no pueden.

Desde Baby Beatles no solo ayudamos a las madres desde un punto de vista financiero, sino también les damos todo tipo de información que necesiten y las acompañamos durante el proceso.
Para el apoyo financiero nos valemos de actividades que realizamos, donaciones, recaudaciones, subvenciones, etc. Estamos abiertos a cualquier propuesta; los tratamientos son caros y todas las manos que nos ayuden son bienvenidas.

¿Qué le diría a una persona que está iniciando el duro camino de enfrentarse a un cáncer?

Les diría que es algo que pasa, que tiene un final. Es cierto que el principio es muy duro, pero que no deja de ser otra experiencia más. En este camino la actitud es muy importante y nosotros somos los únicos que debemos tener el control de nuestra vida y de nuestras decisiones. Nadie debe hacerlo por nosotros.

Las personas tenemos mucho poder y mucha fuerza; debemos creérnoslo y conectar con esa fuerza. Ésa es la única manera de seguir adelante con todo el proceso que se inicia con un diagnóstico así.

1 Comentarios

    • Avatar
      Elena Guerra
      nov 5, 2018

      Enhorabuena por el proyecto de vida que has construido y por tu proyecto para ayudar a otras mujeres. He pasado por la misma situación y comparto tu visión y es lo que intento trasmitir a través de un blog que he puesto en marcha con el fin de ayudar y construir. Saludos.

Dejar un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No Publicado)
   Sitio Web: (URL con http://)
* Comentario:
Escribir Código